AntiCelulitis

Este tratamiento se utiliza para solucionar la celulitis, además de reafirmar aquellas zonas donde la piel presenta falta de tersura y elasticidad. En este Plan combinamos diferentes técnicas según el tipo y grado de celulitis, consiguiendo devolver a la piel un aspecto liso y firme.

RADIOFRECUENCIA
Su función es desestructurar los tabiques fibrosos que generan el poceado, movilizar las grasas y reducir la celulitis sin dañar la piel, activando la microcirculación y la síntesis de colágeno y elastina.

Mejora la circulación a nivel de los capilares sanguíneos aumentando significativamente el aporte de nutrientes. Aumenta el metabolismo celular (lo que implica una mayor regeneración de las células haciendo que la piel se vea suave y sin celulitis).

Se recomienda aproximadamente 10 sesiones, con una frecuencia semanal o cada 15 días.

PLASMA RICO EN PLAQUETAS
Es una técnica ambulatoria sencilla, basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel.

El protocolo con Plasma Rico en Plaquetas es específico para cada paciente en función del grado de celulitis, pero se consideran 2 o 3 sesiones por año.

¿Cuándo se ven los resultados?
La mejoría es apreciable desde los primeros días y es máxima a los 20 ó 30 días, manteniéndose estable muchos meses. El resultado de la última sesión con Plasma Rico en Plaquetas dura aproximadamente 1 año, momento en el que será necesaria una sesión de refuerzo. Los resultados dependen del tipo de piel y de las lesiones previas.

MESOTERAPIA
La mesoterapia es una técnica que consiste en tratar las zonas afectadas con microinyecciones de medicamentos de medicina tradicional, homeopática, vitaminas, minerales o aminoácidos.

La mesoterapia brinda muy buenos resultados cuando es utilizada para combatir la celulitis. En la celulitis se presentan principalmente tres problemáticas:
  • Problemas circulatorios, que se manifiestan como congestión en las piernas, piernas hinchadas, dolor, varices, retención de líquidos, etc.
  • Existencia de poceado que difieren en cantidad, profundidad, extensión, antigüedad, etc.
  • Formación de estructuras adipocitarias, en forma de protuberancias de diferente tamaño, localización, cantidad, etc.

Luego de una evaluación clínica se determina cuál de estos problemas predomina o si hay una combinación de los mismos. Esta evaluación es fundamental para decidir qué tipo de medicación se utilizará, dado que de la correcta asociación de la misma dependerá el éxito del tratamiento.
La mesoterapia consiste en infiltrar con una aguja muy fina, manual o con pistola, en el tejido celular subcutáneo de la zona a tratar, una mezcla de sustancias reafirmantes, lipolíticas (reductoras de la grasa), diuréticas o venotónicas siguiendo los trayectos venosos, en el caso de la mesoterapia circulatoria.